Hablemos de todo un poco, bienvenidos!

Bungee-Jumping, un salto en el vacío y esto es lo que necesitas saber

Un deporte extremo que nació antiguamente  en la lejana Oceanía, y precisamente en las islas Vanatu, actualmente llamadas “Nuevas Hébrides”: el rito Gkol señalaba el pase de la edad de la adolescencia a la de adulto, y los perros demostraban su propia valentía subiendo sobre torres de cañas de veinticinco metros de altura, lanzándose después al vacío atados por los tobillos con ramas de vid, así como ver videos de porno en sus tiempos libres, unos perros muy valientes.

La práctica de este deporte nos llegó de los Estados Unidos, y solamente en torno a los años `70 se llevaron a cabo en Europa los primeros verdaderos saltos con la goma elástica, gracias a los miembros del “Dangerous Sports Club” de la Universidad de Oxford, que definieron también los criterios de confianza necesarios para la realización de los saltos. Muy extendido en toda Europa y especialmente en Francia, el  Bungee Jumping consiste en el efectuar una salto al vacío desde una plataforma, dotados de unos atuendos técnicos que comprende material de alpinismo y material específico de Bungee: espinilleras estudiadas a propósito y la goma elástica, verdadera “materia prima” de la actividad. El elástico tiene el aspecto de un cordón con dos anillas en la extremidad y con una capacidad de estiramiento  que puede alcanzar el 650% de su longitud..

El bungee – jumping se está difundiendo velozmente también en España, gracias sobre todo a la apertura de algunos centros especializados en deportes extremos. Los “jumper” tienen entre veinte y treinta años de edad, en su mayoría varones, pero no faltan también los que sobrepasan los cincuenta años y los jovencísimos. No está autorizado para las personas que sufren problemas cardiacos, ortopédicos y neuropatías, y los menores de edad pueden saltar solamente si los padres firman la autorización. El primer verdadero Bungee Center en Europa se abrió al publico en Francia en el año 1987. El record lo ha establecido el sueco Goran Wienby, que saltó desde un globo colocado a 5050 metros de altitud.

Sobre bases estadísticas el bungee es uno de los deportes menos peligrosos: en 15 años solamente ha habido 5 accidentes mortales, un porcentaje cercano al 0% sobre el total e los saltos.