Hablemos de todo un poco, bienvenidos!

Water combat, un deporte extremo que muy pocos se arriesgan a practicar

De la clásica natación al aguagym, son múltiples las posibilidades para mantenerse en forma también en verano, sin someter al cuerpo a una excesiva fatiga, provocada por la presencia de una temperatura exterior muy elevada. Practicar deporte en el agua es agradable, más si lo haces en algún como en esos Hotel Santa Marta, aun comportando un esfuerzo muy intenso y un desgaste de calorías y de energías frecuentemente superior a aquel que se deriva del deporte practicado en el gimnasio.

La tendencia de estos últimos años es la de “llevar al agua” las disciplinas más practicadas en el gimnasio, desde la aeróbica al spinning. La novedad de este año es la versión acuática de kick boxing, una disciplina practicada en su versión clásica en el gimnasio y últimamente puesta de moda en las salas de aeróbica. Se llama “water combact” y no tiene nada que ver con los dulces ritmos del aguagym, ni con el maratón del sexo casero. Aquí se trata de patadas, puñetazos, paradas y combinaciones de movimientos de las artes marciales y de los deportes de combate, todos ellos a alta intensidad, ejecutados sumergidos hasta el pecho y a ritmo de música: un workout que se sirve de la resistencia del agua y requiere una buena dosis de energías  para ejecutar los diversos movimientos, buena coordinación y una determinada motivación a sumergirse en un combate real. Respecto a su versión “en seco” tiene la gran ventaja de no dejar sobre el cuerpo las señales del combate, traumas y cardenales por el contacto.
El water combact es óptimo para entrenar músculos y corazón, para tonificar y aumentar el desgaste calórico que es doble respecto a la clásica actividad en tierra. No presenta contraindicaciones, en cuanto que permite a la espalda y rodillas trabajar en condiciones de descarga: por esto es importante ejecutarlo a la profundidad justa- 1,20- 1,30 metros, o sea con el agua a la altura de los hombros, para moderar el movimiento de los brazos y saltar en libertad. Para practicar este deporte basta un traje de baño y un par de guantes, estudiados a propósito para esta actividad; después, para conseguir que el entrenamiento sea todavía más intenso, se pueden utilizar tobilleras y pesos en las muñecas.